Aunque el tratamiento de los niños con HAP es muy similar al de los adultos, la dosis y la formulación varían en la HAP pediátrica. La dosis de los fármacos será diferente y se determinará según el peso corporal, basándose en los resultados obtenidos en un ensayo clínico con niños. De forma ideal, se deberían utilizar las formulaciones específicas para pacientes pediátricos.

Otro aspecto importante del tratamiento de niños con HAP es el hecho que los bebés, los niños y los adolescentes crecen y se desarrollan a ritmos diferentes, y los tratamientos se tienen que seleccionar cuidadosamente según las necesidades de cada paciente. Además, como los niños están en constante crecimiento y desarrollo, el tratamiento se tiene que ir cambiando con el tiempo. La HAP se tiene que controlar cuidadosamente y las visitas regulares a los centros especializados son parte importante de la gestión de la HAP en los pacientes pediátricos.

Los mismos tratamientos utilizados en los adultos con HAP se pueden utilizar en los niños.

Para más información sobre el tratamiento de la HAP, hable con su médico.