La tasa de desarrollo de HAP-CC varía según los pacientes y puede depender de la importancia de la anomalía; no obstante, también puede variar entre pacientes con la misma cardiopatía. Todos los pacientes con cardiopatía congénita (CC) diagnosticada deben ser sometidos a revisiones rutinarias con su cardiólogo quien, mediante pruebas de identificación como los ecocardiogramas, puede valorar la presión arterial pulmonar del paciente y realizar un seguimiento del corazón.1

En caso de sospecha diagnóstica de HAP-CC, el diagnóstico se puede confirmar realizando una prueba denominada cateterismo cardíaco derecho. Se trata de la prueba diagnóstica de referencia para la hipertensión arterial pulmonar (HAP) y es necesaria para poder emitir un diagnóstico definitivo de HAP; mediante esta prueba se evalúa la gravedad de los problemas hemodinámicos (presión sanguínea).2 Al mismo tiempo, también se pueden realizar pruebas que evalúen la forma de reaccionar de las arterias pulmonares a determinados tipos de medicación (pruebas de vasorreactividad).

Los pacientes con HAP-CC necesitan cuidados especializados y deberían ser remitidos a un centro especialista en el diagnóstico y el tratamiento de la HAP,1 especialmente porque los tratamientos avanzados para la HAP solo pueden ser prescritos por especialistas con experiencia en la gestión de esta enfermedad. Consulte el apartado «HAP-CC en el Reino Unido e Irlanda» para más información.

Bibliografía

  1. Cordina, R et al., European Respiratory Review 2010 118: 300-307.
  2. Gatzoulis, M et al., European Respiratory Review 2009 18:154-161.